Pillo a mi esposa siendo follada por un amigo en la mesa del salón.

Después de un duro día de trabajo, el cornudo llega a casa y unos gemidos procedentes del salón lo hacen sospechar. Se dirige hasta allí sin hacer el más mínimo ruido para no ser descubierto, y observa cómo un amigo se está follando a la puta de su mujer.