Máxima humillación a un eunuco en castidad

Dos mujeres se ríen del pene de un sumiso que lleva puesta una jaula de castidad, mientras conversan haciendo comentarios humillantes del ridículo pene. Le quitan la jaula de castidad y entra en escena otro hombre que tiene el pene más grande, y lo masturban y le hacen una mamada mientras el eunuco sumiso permanece debajo, mirando lo que están haciendo ambas mujeres. Al final, como máxima humillación, el eunuco recibe en su rostro la corrida del otro hombre.