La mujer de un cornudo se abre de piernas ante un corneador africano.

La mujer de un cornudo entregando su cuerpo a un macho alfa. No es necesario mencionar que jamás había disfrutado tanto del sexo antes.