En su pene hay una jaula de castidad, y en su cama un macho follando a su esposa.

A este cornudo su mujer le ha prohibido tener sexo con ella y con cualquier otra mujer, y también le ha prohibido masturbarse. Y para asegurarse de que así sea lo obliga a llevar su pene encerrado en una jaula de castidad. Ella sin embargo tiene sexo con frecuencia, y en este vídeo porno casero grabado por el cornudo la vemos en la cama disfrutando con un corneador.

Esta entrada fue publicada en VIDEOS PORNO y etiquetada . Guarda el enlace permanente.