Casada tetona y sumisa gimiendo de placer

La casada que protagoniza este video porno casero es impresionante: precioso coño depilado, cuerpazo y tetazas. Es muy sumisa y con su amante experimenta orgasmos y niveles de placer que le son inalcanzables con el cornudo de su marido. Lleva los ojos tapados y unos auriculares que la aislan del sonido exterior, práctica muy utilizada en el BDSM como forma de ‘tortura’ y humillación. El amante la folla bien duro, que es cómo hay que follar a esta clase de casadas putas, ella gime de placer…