Casada haciendo sexo anal con su amante

Muchas mujeres tienen miedo de practicar sexo anal por el dolor, pero es importante recordar que solo duele las primeras veces. Una vez que el culo ha sido desvirgado, ese dolor inicial se convierte en un verdadero placer, por eso todas las chicas que prueban el sexo anal se convierten en adictas a recibir polla por el culo. Aquí tenemos a una casada a la que su amante le penetra el culo como es debido.